DIA 12: LA MENTE Y EL CUERPO ES UN CAMPO DE BATALLA

Written on 01/14/2022
Pastor Abraham C. Perez



Efesios 6:11-12. Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas
del diablo. 12 Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra
autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales
malignas en las regiones celestiales.
Todos nosotros estamos en una guerra espiritual desde que nacimos, esta es una realidad que
siempre debemos estar conscientes. Hay un enemigo que fue destronado y arrojado por Dios.
Esta es la razón que Luzbel lucifer fue arrojado de la presencia de Dios, por su vanidad, orgullo,
desobediencia contradicciones y rebeldía. Aclaramos y afirmamos que Cristo Jesús ya venció a
Satanás y le quito el poder en la cruz del calvario. Pero el no se da por vencido, el sigue
engañando con toda mentira a todo el que ignora la palabra de Dios y a todo aquel que se lo
permite. Su meta es gobernar las mentes y la vida de toda la creación de Dios. El ataca
especialmente la vida de los hijos de Dios día y noche, atreves de todo dardo y artimaña.
El plan de Satanás es robar, matar y destruir a toda persona especialmente a los hijos de Dios.
Estas son algunas de las estrategias que el enemigo usa. Desobediencia, orgullo, mentiras,
rechazo, heridas, amargura, falta de perdón, pereza, indiferencia, celos, contiendas, chismes, ira,
divisiones, separación, divorcio, división, tentaciones, distracciones y muchas otras mas que no
mencione en esta lista.
El enemigo busca el lado débil para atacar a su cuerpo, alma y espíritu. Los ataques de Satanás
son espirituales pero el usa el lado débil de las personas para atacar donde mas duele, y de esta
manera confundir a la persona, poniendo su mirada en el ser humano como si el fuera el enemigo
verdadero. Mientras Satanás se burla de usted.
Como usted puede ver son muchas las armas y las estrategias que el adversario usa para atacarlo
y destruirlo. Es por esta razón debe ponernos toda la armadura de Dios. Estamos en una guerra
espiritual contra un adversario que no duerme y no se da por vencido. La guerra no es contra
ninguna persona sino contra el mero Satanás y sus estrategias.
2 Corintios 10:4-6. Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder
divino para derribar fortalezas. 5 Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el
conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo. 6 Y
estamos dispuestos a castigar cualquier acto de desobediencia una vez que yo pueda contar con
la completa obediencia de ustedes.
Lee y medite en oración lo mas que pueda en estas escrituras. (Romanos 12:11-14. 2 Corintios
6:3-10 Efesios 3:14-21).

Repite conmigo: YO DECLARO Y ME SOMETO A DIOS, PONGO TODA LA ARMADURA
DE DIOS Y RESISTO AL DIABLO, EN CRISTO SOY MAS QUE VENCEDOR, AMEN.